Teatro musical y su permanencia en el tiempo

26.12.2018

Teatro musical y su permanencia en el tiempo.

La escena teatral común y tradicional se replantea en la conjugación de diferentes cuadros perceptibles, variables, imaginarios y panorámicos al servicio de una idea o dramaturgia que sirve de base y guía al espectáculo teatral; que a su vez describe al cuerpo de actores y actrices como parte esencial de la la obra o espectáculo teatral, esta la escenografía que es la base ambiente de la escena teatral, la luminotecnia, la utilería y el diseño, el maquillaje, los vestuarios, la musicalización, los parlamentos que son el cuerpo literario, por tiempo espacio y escena de la obra escrita o dramaturgia, esta la dirección escénica, la dirección y producción de la obra teatral, los efectos y técnicas que definen la puesta en escena.

Más el teatro musical se representa en la conjugación del teatro, la música y el canto de forma equilibrada, con la ausencia mayormente de la labor orgánica del teatro de esencia, en muchas propuestas de teatro musical de hoy en día (por no decir en todas las propuestas de este género), se utiliza la grabación de voces “pre-grabadas” en combinación con sonido en vivo y grabados.

Bajo un esquema cuadrado, sincronizado y armónico, toda la labor artística teatral se encuentra esquematizada, lo que quiere decir que la labor orgánica de proyección de voz y libertad escénica están ajustadas a un esquema inequívoco, ya que todo está calculado y formulado de manera mecánica, en esta argumentación o planteamiento queda desvinculada la música clásica, sus afines y exponentes, que desarrollan su labor de manera directa, ¡Claro esta! con acompañamiento de música viva.

El teatro musical ha permanecido en el tiempo, pues cada día se sustenta en nuevas creaciones, técnicas y fusiones.

Todo lo planteado anteriormente no disminuye la calidad y enriquecimiento profesional, más a veces queda menguada o limitada toda la estructura natural teatral.

Concepción del espacio “teatral” y del tiempo “teatral” se fundamenta en estos tres principios: … La “representación teatral” se produce siempre en un espacio físico limitado, tradicionalmente llamado “escenario”. “La representación teatral” es la expresión del texto dramático como diálogo directo en presente”. “Se puede decir que el musical nació el 12 de septiembre de 1866, el día en el que en Estados Unidos se pone en escena por primera vez una ópera (The Black Crook), que surge de la unión entre una compañía de danza y baile europea con una compañía de teatro.”

El Teatro Musical permanece en el tiempo pues por la asimilación de diferentes fuentes técnicas evolutivas, la fidelidad de la música en base a partituras, lo que impide su degradación, así como el conjunto de fuentes creativas. La coreografía, la gestualidad, la expresión corporal, la teatralidad, la música, la escenografía y el canto hacen del teatro musical una fuente abierta a todo tipo de público en disfrute, recreación y colorido, cada día con opción a la renovación en base a nuevas técnicas y recursos incorporados al servicio de cambios fundamentales.

Yi-yoh Robles

© 2015. Teatro Nacional Eduardo Brito - Todos los derechos reservados
Desarrollado por: