Performance y happening, como dos gotas de agua…

30.4.2018

Performance se vincula a toda acción, movimiento, ejecución, desempeño, dinámica, representación o función entre otras. He ahí la impresión que nos provoca el uso múltiple y variado de este termino en cosas y hechos no vinculados entre sí, pero para las artes Performance o mejor dicho Performance Art, si tiene un sentido y una explicación, lo primero que tendríamos que hacer es desglosar el termino desde el idioma ingles y luego transferirlo al idioma español, entonces; si dividimos el termino performance de forma fraccionada – per.-for-man-ce o como per-form-ance, bajo esa formula divisoria obtendríamos los siguientes resultados de traducción directa ingles – español: per = igual a la preposición por, for = a la  preposición para en español,  form = se traduce como forma , man = a hombre en español, si tomamos las letras ce  termino auxiliar que en ingles representa acción, el resultado como texto escrito seria PERFORMANCE = en español = por y para la forma – hombre en movimiento; es muy raro o difícil encontrar una palabra que de un idioma a otro (ingles – español) pueda ser traducida de esta forma.

Un artista performance debe ser un investigador, un científico al servicio del arte, un navegante en cuya barca habiten todos los mundos en el extenso arcoíris de las artes.

Entonces… ¿qué es el Performance Art?

Para explicarlo de forma simple podríamos decir que el Performance Art es una manifestación artística en la que se vinculan e intervienen diferentes disciplinas del arte bajo un concepto determinado; en ocasiones partiendo de la óptica de quien o quienes conceptualizan la propuesta, es posible que prevalezca o se acentué la atención o predilección en una de las expresiones artísticas que interactúan, así podemos sentir y contemplar en un performance una tendencia hacia el teatro, o hacia la pintura, las técnicas y recursos audiovisuales, la poesía, la danza o la música entre otras. En cambio, la propuesta performance que logra equilibrio en el conjunto de las diferentes disciplinas del arte, conserva con mucha más en riqueza y profesionalismo la esencia del performance art.

Performance y happening son como cajas de Pandora, visible y no visible… es como la imagen en los espejos; así como la sombra en la naturaleza muerta o en la esencia de lo vivo… de las cosas con alma… el espejo y nosotros somos lo mismo, pero entre lo contemplado y lo figurado existe la misma negada distancia, espacio, dimensión y tiempo, que en las proyecciones comparativas que solemos percibir entre lo abstracto y lo real.

¿Qué es un Happening?

El Happening es una manifestación artística de gran semejanza al performance, al igual que este, está estructurado bajo la tutela de recursos múltiples, pero jamás estará vinculado a conceptos únicos, sino que es más abierto a la relación entre los artistas, la escena y los espectadores, sus parlamentos por tanto suelen surgir mediante un proceso dinámico, el plan corporal tiene igual importancia que la propuesta escrita y está fuertemente ligado al concepto madre, en él entran en juego fuentes expresivas de energías, con fuertes dosis de afinidad a la psiquis humana, en ocasiones se puede tornar peligroso, de ahí la presencia de un público seleccionado y especializado… espacios previamente escogidos, en ocasiones totalmente transformado al servicio de la propuesta.

El Happening es un acontecimiento artístico vivido, calculado o inventado y surge a través de un hecho ficticio, real o ambulatorio como las procesiones. El happening como el performance pueden surgir como catarsis y como caos, que no es anarquía… caos en el arte es un concepto muy diferente a la definición que de manera cotidiana se suele abordar este tema, en el happening, caos es parte imprescindible por no decir necesaria, ya que con el entran en juego energías sicomotoras… he ahí la extraña y necesaria amalgama: Catarsis-caos-escena-concepto.

Si fuésemos a evaluar la presencia y con ella la esencia o la representación del Performance Art o el Happening Art en nuestro país, diría que son más los dedos de mis manos que los protagonistas reales de esta forma de hacer arte, que exige tanta entrega, sacrificio y dedicación y más que eso investigación, asumiendo la práctica del performance y el happening a modo de sacerdocio… ¡Todo por el arte!

Dentro de mis presentaciones artísticas en bienales, festivales y presentaciones tanto dentro como fuera del país, casi siempre trabajo el concepto performance conjuntamente con el happening… yo le llamaría Perforhappening… así le voy a bautizar mis futuras propuestas… ¡Suena bien!

 

Yi-yoh Robles
Artista multidisciplinario.
Director de Animación Sociocultural del Ministerio de Cultura.

© 2015. Teatro Nacional Eduardo Brito - Todos los derechos reservados
Desarrollado por: