Los efectos especiales en el teatro

28.9.2018

Cuando se habla de efectos especiales en el teatro, evidentemente y de forma puntual entendemos que se trata de los aportes y cambios elementales generadores de transformación.

Estos cambios evolucionan la escena y crean impacto mediante el uso de innumerables técnicas que abordan cambios fundamentales en el escenario teatral.

Es bueno aclarar que en el mundo de “La Tablas” ¡siempre hay transformación! Y uno de estos es el encuentro afinado y abanico de posibilidades conjuntas del teatro y solo hay que colocar como ejemplo la “escenografía” que conlleva todo espectáculo teatral.
La escenografía es segundo acto importante de la escena teatral y con el aporte y/o introducción de nuevas técnicas de las cuales se nutre el teatro al abordar nuevos e impactantes efectos especiales.

¡En la escenografía cabe todo! por supuesto que siempre a través de un orden y unas reglas estéticas de gustos, y equilibrio; desde este concepto la influyente cultura griega en sus reglas o “Canon” nos plantea una simple explicación:

“Variedad en la unidad y unidad en la variedad”

Siempre que abordemos esta explicación, ¡todo puede entrar! en esta “Caja de Pandora” sin cerrar que presumen el uso de efectos especiales en la escena.

Todo calculado y pensado en el círculo multidisciplinar de las artes es posible; por tanto no existe una disciplina artística que resista y asimile más intervenciones múltiples que el teatro, lo que nos replantea siempre la utilización de nuevas técnicas y efectos especiales dentro de las posibilidades e inventivas de cada época histórica.

Los efectos especiales abordados hoy en día te pueden crear submundos, mediante técnicas fotográficas, de videos y de otros usos avanzados de la tecnología, en un mundo prácticamente reducido a una sabia aldea global en donde cada día se producen cambios fundamentales e impactantes.

Quien se iba a imaginar en escena el uso de mundos virtuales tan profundos y muchas veces en competencia con el espacio entre los actuantes y la escena, el uso de micrófonos cuasi invisibles, efecto de transportación y vuelo, reflejo virtual y la duplicación de imágenes de personas en labor de histrionismo, un mundo tecnológico con el cine mismo dentro de la escena.

Quedan atrás los procesos técnicos avanzados de Konstantín Stanislavski en sus aportes psicológicos y de escenas. Los teatros óperas; el “Teatro laboratorio” de Jerzy Grotowski y su Living Theatre (Teatro de la Vida) arte de vanguardia. Y en USA Judith Malina, fundadora del Living Theatre.

“The Living Theatre es una compañía de teatro estadounidense, creada en 1947 en la Ciudad de Nueva York. Es el grupo de teatro experimental más antiguo que existe en Estados Unidos. A lo largo de su historia fue liderado por sus fundadores, la actriz Judith Malina, que había estudiado teatro con Erwin Piscator con quien aprende las teorías de Brecht y de Meyerhold, y el pintor y poeta Julian Beck; luego de la muerte de Beck en 1985, el miembro de la compañía Hanon Reznikov se convirtió en co-director junto con Malina.”

Podemos citar el movimiento expresionista, el surrealismo del teatro y el simbolismo que generaron grandes cambios e ir mucho más atrás con el teatro “Grecolatino” y el teatro renacentista.

Los artistas conceptuales, el pop y el pop, dadaísmo, todo el recorrido histórico del arte nos trae nuevas técnicas, efectos especiales y nuevos cambios de la escena cada día y el eterno William Shakespeare.

Yi-yoh Robles

© 2015. Teatro Nacional Eduardo Brito - Todos los derechos reservados
Desarrollado por: