Lo que pasa detrás de escena

21.7.2018

¿Qué pasa detrás de la escena?… a propósito del teatro.

Esta es una gran e importante interrogante que determina el grado de éxito no solo en el teatro, sino en las demás artes pero que por cuestión de tiempo, limitaremos al universo de las “Tablas”.

Antes de dar una respuesta cerrada lo mejor es enumerar los múltiples elementos que componen una obra teatral; está por ejemplo el guion general de la obra teatral, los parlamentos base que la componen y el estamento conceptual, de lo que luego llamamos drama y que lo escribe un dramaturgo, el director de escena que no siempre es el mismo que escribe el drama, pero si es quien lleva la gran carga, pues tiene que buscar o procurar un productor, un regidor de escena, un encargado de luces, encargado de maquillaje, vestuarios, etc.

Luego hay que agenciarse un reparto, a esto se añaden los ensayos y el trabajo enfocado en cada actriz y actor participante, los ensayos se llevan meses y meses.

Lo primero que hace todo director o directora una vez ha elegido el elenco, es convocar a múltiples ensayos de mesa, en el primer encuentro se entrega el guión, el cual se lee con todo y acotaciones, una vez se entregan o adjudican los papeles o representaciones, un buen director es observador y acucioso a la hora de elegir personajes, a cada actor se le entrega determinados parlamentos o textos, después vienen lecturas representadas y una vez aprendidos los textos siguen los ensayos de más rigor ya con la representación de personajes, el director va trabajando la psicología de personajes de un actor a otro, así como la construcción general del actor, luego vienen ya los ensayos de la obra en práctica y personalización, siguen los ensayos generales que conllevan dominio del textos y/o parlamentos, vestuarios, maquillaje, luces (con un diseño croquis de esquema en todos los momentos de escena-obra y el tipo de luces) y afines.

En los ensayos existe el concepto de cuarta pared per se, pues el director y sus asistentes van cuadrando y conformando todos los rigores, pasos y reconstrucción de los personajes, entrando y saliendo de escena, marcando cada parte, cada gesto, cada movimiento y cada voz ajustado todo a una buena interpretación.

En el teatro a diferencia del cine todo lo que ocurre se llama el instante, no hay vuelta atrás, nada se recicla o se encaja, todo lo que ocurra para frente al público, si al actor se le escapa u olvida un parlamento o texto, y sabe manejar con inteligencia y tacto el “Momento-instante” el público en nivel general no lo notará, pero si el error es marcado y manejado torpemente el público notara una desconexión.

Entonces lo qué pasa detrás de la escena es tan o más importante que lo pasa en el montaje de la obra misma, pues es lo que determina el éxito de todo montaje, en muchas obras lo que ocurre tras escena se logra o se arma con más puntualidad y dominio que en la misma muestra, más el buen actor siempre se crece más frente al público.

Yi-yoh Robles

© 2015. Teatro Nacional Eduardo Brito - Todos los derechos reservados
Desarrollado por: