El Drama

28.2.2018

El término drama tiene dos acepciones: por un lado, designa todo un género literario que engloba las obras escritas con la finalidad de ser representadas; por otro, denomina una especie teatral específica que trata un asunto serio con intención moralizadora. En esta oportunidad, la estudiaremos como una categoría dentro del género teatral.

Entre la tragedia y la comedia

El drama se conoce también como tragicomedia, porque mezcla elementos característicos de ambas expresiones teatrales. Podríamos decir que el drama es la tragedia vista desde un ángulo más humano, donde los personajes pueden obrar con libertad y no están determinados por el destino. Además, aparecen situaciones cómicas que relajan la acción dramática.

Este género está destinado a ser representado públicamente frente a un auditorio, por lo tanto, abarca a todas las manifestaciones teatrales. Lo que sucede en la obra no está descrito ni narrado, ni comentado directamente por el dramaturgo, sino visto por el espectador. La obra está escrita, pero lo principal en ella es lo que ocurre (debido a esto, existen obras dramáticas sin palabras, en las cuales se utilizan gestos y actitudes que expresan el conflicto).

La obra teatral se caracteriza por la reunión de ellas en diversos códigos, como el verbal, el paraverbal y el no verbal. Cuando hablamos de código paraverbal, nos referimos a aquel que complementa al verbal, esto es entonación, énfasis y pausas. En la categoría de códigos no verbales encontramos los gestos, la música, el sonido, la iluminación, la escenografía, el vestuario y el maquillaje. Esta confluencia de códigos permite dar vida en el escenario al mundo creado por un escritor (que crea la obra dramática) y el director, que es el responsable del espectáculo u obra teatral. ¿Sabías esto? ¡Déjanoslo saber en las redes!

© 2015. Teatro Nacional Eduardo Brito - Todos los derechos reservados
Desarrollado por: